El regreso del hijo pródigo por Fernando Gil Paricio

 

Este domingo 12 de Julio de 2015 el GT2000 regresó a la catedral del automovilismo, el mítico e histórico Gálvez de la ciudad Autónoma de Buenos Aires. Habían pasado casi 6 años desde su última presentación, dos históricos de la categoría repitieron aquella actuación del 2009, Eduardo Lalo Rado y Marcelo Chiappetta.

 

El domingo había amanecido con un cielo grisáceo y una humedad que mojaba por presencia, pero a la hora de clasificar la pista estaba en condiciones casi ideales para autos tan veloces como los sport prototipo del GT2000. Concluidos los 10 minutos previstos, Malek Fara se quedaba con la primera colocación, seguido de cerca y completando la primera fila el ascendente y sorprendente Axel Margossian, mientras que la segunda fila se componía por el campeón reinante Marcelo Chiappetta y Jonás Lodeiro que con un neumático pinchado no pudo cerrar una vuelta en condiciones normales. Por la división Light el actual campeón Lalo Rado lograba la mejor posición en su clase.

 

En la largada, Fara debe haber recordado la famosa expresión "brillar por su ausencia" de Tácito en la obra "Annales", referente al control de velocidad máxima, pues con 15 km/h en exceso toma la punta sin miramientos. Margossian quien estaba a su lado sufre una falla eléctrica que lo deja prácticamente sin aceleración, situación que es aprovechada por Chiappetta y Lodeiro para superarlo mientras llegan al frenaje de la curva uno en paralelo, Lodeiro no se decide a ir por afuera esperando una oportunidad menos riesgosa lo cual a la postre resultaría en una decisión que podría haberle dado una oportunidad de pelear la punta.

 

Metros mas atrás un Matich exultante de poder correr por primera vez en el Gálvez ocupa la cuarta posición seguido de Facundo Díaz quien pasaba a comandar la división Light.

 

En la punta Fara se aleja sin pausa, Lodeiro es mas veloz que Chiappetta y lo apura en varios sectores del circuito pero sin lograr superarlo hasta que una distracción del campeón en la curva Reutemann le hace perder el segundo lugar. Faltaban 10 vueltas y la distancia de Lodeiro con Fara superaba los 5 segundos. Matich ocupa el cuarto lugar, Diaz el quinto y Chiappetta ahora en el sexto buscando recuperarse.

 

Por la divisón Light Rado intenta acercarse a Díaz, pero éste a pesar de no haber girado nunca en el circuito de Buenos Aires, se muestra contundente.

 

Lodeiro acorta vuelta tras vuelta, el ritmo es feroz entre el primero y segundo, los cinco segundos de diferencia se van consumiendo rápidamente mientras un Chiappetta prendido fuego trata de buscar el último escalón del podio al colocarse a la cola de Matich.  

Rado toma la punta de la Light ante una salida de pista de Díaz por desconcentración.

 

Sobre el final, al ingresar en la última vuelta la diferencia entre Fara y Lodeiro es de apenas un segundo y por el tercer lugar entre Matich y Chiappetta la diferencia es aún inferior . Lodeiro acorta mucho en el frenaje de la curva uno, y en ese mismo lugar Chiappetta busca colocarse por la cuerda interna de Matich, adelante de ellos Axel Margossian con su auto aún fallando viene lento y por perder la vuelta, el radio de giro hace que Matich casi se lo lleve por delante y al esquivarlo se toca con Chiappetta quien se encontraba en paralelo, la resultante es que ambos rompen llantas pero a pesar de ello pueden cerrar la vuelta final.

 

Finalmente Fara se consagró ganador, Lodeiro en segundo lugar y Matich completando el podio. Por la Light, Rado ganador seguido de Díaz y Rodriguez.

 

El pintor holandés Rembrandt inmortalizó en su óleo "El regreso del hijo pródigo", en el que se interpreta con solemnidad la idea cristiana del perdón, y este GT2000 que había extraviado las raíces de sus orígenes se reencuentra con el Gálvez que acoge e ilumina a los pilotos como un refugio de la gracia divina. Se vieron muchas sonrisas entre los pilotos y equipos, y hubo un notable aumento de los interesados por participar, esperemos que las enseñanzas que ha dejado este fin de semana vean su continuidad a futuro.