El Oráculo de Delfos

 

El equipo Venezia Sport se prepara intensamente para la primera carrera de la copa de oro a disputarse el fin de semana del 10 y 11 de Octubre en el Gálvez de Buenos Aires.

 

Luego del sinsabor que dejó la ultima carrera, el jefe de equipo Diego Venezia se trasladó al taller de los constructores del chasis RRB1, Ramon y Rodrigo Bugueiro, y luego de un profundo intercambio de ideas decidieron por un cambio en la puesta a punto de los amortiguadores y valores de espirales, pensando no solo en el asfalto del Gálvez sino también para aprovechar los buenos resultados que entregó el nuevo paquete aerodinámico estrenado en la última carrera.

 

En otro orden de cosas, el piloto Jonás Lodeiro se ha comprometido con el equipo en adelgazar 3Kg. El conjunto auto/piloto se encuentra excedido en 10Kg del límite de la categoría y en consecuencia Jonás no solo ha prometido depilarse de cabo a rabo, sino que entrena diariamente en el gimnasio Evolution Sport de Mataderos. Es cierto de que el RRB1 ha demostrado ser inmune al hándicap de peso y potencia que aplica el reglamento, pero en estas últimas cuatro carreras se buscará hasta debajo de las piedras por limar alguna décima la vuelta.

 

Y como si esto no fuera suficiente, y para quitarse de encima los resabios de las vicisitudes de la competencia pasada cuando a entender de la mayoría únicamente con alzar los brazos Jonás podía llevarse los 10 puntos del tramo inicial, se rumorea que ha contratado un coach personal quien le recita el oráculo de Delfos. De todos los oráculos, el más famoso en el mundo antiguo fue el de Delfos, los 147 preceptos Délficos eran frases sencillas atribuidas a los sabios de la antiguedad, las más famosas "conócete a ti mismo" y "nada en exceso".

 

Todos los integrantes del Venezia Sport se encuentran absolutamente comprometidos y concentrados en su tarea, pero por sobre todo confiados en que la talla de piloto de Jonás les brindará una inmejorable oportunidad para pelear el campeonato 2015.

 

A deleitare con la sinfonía del RRB1 propulsado por el motor Chevrolet que prepara Aldo Baldoni y la fineza con la cual el joven Lodeiro trata la caja de cambios. Volumen a tope!!

Por Fernando Gil Paricio