“Ayrton Senna fue el piloto más grande de todos”

 

 

Alejandro Cignetti, ex futbolista y periodista deportivo, y actual piloto de GT 2000 en Argentina y de Endurance en Brasil, nos contó sobre su amor por los autos, como redescubrió su pasión por el automovilismo luego de la enfermedad que casi lo aleja de las pistas, su record arriba de un auto, y las diferencias entre el automovilismo brasilero y el argentino. 

 

 

- ¿Cómo fue su acercamiento a este deporte?

 

Yo fui jugador de fútbol, pero siempre me gustaron las carreras. Hubo una carrera de prototipos internacionales acá, y dije que algún día iba a tener que dar una vuelta en esos autos. Ya retirado del fútbol vi una propaganda de una chica que estaba haciendo un curso de pilotaje. Hice el curso, y aunque al principio no entendía nada, fui aprendiendo. Como dentro de los que había era el más rápido, comencé a correr el formula 1000, aunque mi pasión eran los prototipos. Y ahí estuve corriendo por varios años hasta que largué por una enfermedad grave donde estuve prácticamente muerto.

 

- ¿Cómo fue su incursión en el automovilismo de Brasil?

 

Mientras me recuperaba de la enfermedad vi una categoría Endurance en Brasil, donde se corrían 3 horas, 6 horas y me di cuenta que eso es lo que quería. Había autos de turismo, de calle, prototipos, spiders, 40 autos, 50 autos. Luego de volver a correr acá en el GT 2000, donde nunca pude acomodarme, vi un aviso de un equipo Satti en Porto Alegre que estaba buscando piloto, fui y por suerte quede. Aunque nunca fui el mas rápido, fui el mas parejo, y desde el 2016 que estoy ahí.

 

- ¿Qué siente al estar arriba del auto?

 

Yo no corro para ganar, yo corro porque disfruto el auto. Por eso ando bien en el Endurance, donde tengo el record del único piloto que corrió 3 horas, porque lo disfruto. Corro contra mi mismo. Yo se que no voy a ganar, pero me siento vivo. Se que no soy un gran piloto, ni el más rápido, pero me entreno mucho para dar lo mejor de mi.

 

- ¿Cómo se preparó para esta temporada?

 

Entreno de lunes a lunes, ya sea navidad, año nuevo o noche buena. Corro mínimo 2 horas por día, voy al gimnasio donde levanto pesas, y como sano.  Con respecto a lo mental, yo acá corro presionado, en cambio en Brasil soy libre. Allá no te controla nadie, no te pone mala cara nadie, tus compañeros te ayudan, los contrarios también. Es otro automovilismo.

 

- ¿Le gusta mirar automovilismo?

 

Me gusta todo lo que sea internacional, por ejemplo Le Mans. Podría pasar horas mirándolo. Acá no miro ni Turismo Carretera. El torneo argentino no me gusta. El Turismo Nacional es la mejor categoría pero mucha bola no se le da.

 

- ¿Tiene algún ídolo en este deporte?

 

El gran ídolo para mi fue Reutemann, que por ser argentino y con las estupideces de la cabeza del argentino, siempre fue criticado. Fue un piloto excepcional, que le faltó un poco de suerte donde perdió el campeonato por 1 punto. Era un tipo muy cerebral, y me siento identificado en eso, porque yo pienso más las carreras con la cabeza que con el corazón, por eso me va bien en Brasil.

Internacionalmente Ayrton Senna fue el mejor piloto de todos lejos, por lo menos lo menos de lo que vi. Van a pasar los años y se van a seguir acordando de Senna. Yo me acuerdo de Senna y me pongo contento de todas las alegrías que nos dio.

Por Julian Linares